La Escala del Universo, perspectiva de lo pequeños que somos en la galaxia

Recuperamos un enlace con la segunda parte de The Scale of the Universe, un sencillo montaje que te permitirá “quitarte zoom” y comprobar el ínfimo espacio que ocupamos en el universo. Hay una araña en Japón que es más grande que un ser humano, y Central Park tiene más superficie que la Ciudad del Vaticano. Entretenido y una manera útil de entender la escala y las dimensiones reales de esta y otras galaxias.

¡Reunión de planificación del año fiscal! No hagas ruido cuando te despiertes…

¡Reunión de planificación del año fiscal! No hagas ruido cuando te despiertes…

Regreso al pasado con la nueva funcionalidad de Google Maps


Google anunció ayer una nueva funcionalidad que te permite ver cómo ha cambiado un determinado lugar durante los años. Para ello, han recopilado imágenes de colecciones “antiguas” de Street View (desde 2007) para crear lo que ellos llaman “una cápsula digital del tiempo”.

Para verlo, tendrás que acceder a la versión de Google Maps para escritorio. Si en una determinada imagen ves un icono de un reloj arriba a la izquierda, pínchalo y podrás moverte a lo largo de distintos años o estaciones para ver, por ejemplo, la devastación causada por el terremoto de Japón o la evolución de la construcción del estadio de la Copa del Mundo en Fortaleza, Brasil

El 23 de abril de 2005 subieron el primer vídeo a YouTube: "Me at the Zoo"

El 23 de abril de 2005 subieron el primer vídeo a YouTube: "Me at the Zoo"

La revolución del libro digital

image

¡Feliz Día del Libro! Pero de los libros de verdad, de los de páginas blancas y tapas duras, porque los libros digitales han venido a revolucionar nuestra afición a la lectura, pero aún no estamos seguros si para bien o para mal.

1. El peso: Vale, nadie se lee los libros al peso, pero y la satisfacción que da leerse un libro gordo, gordo. Todos los que hemos leído Los Pilares de la Tierra sabemos de qué va eso.

2. La continuidad: Ese típico libro que te tiene atrapado y que no puedes parar de leer nunca. Te pasas toda la mañana leyendo y justo cuando llegas al momento crucial…¡se acaba la batería! Un libro impreso nunca lo haría.

3. Volver, y volver, y volver: Te estas leyendo Cien Años de Soledad y entre tanto Buendía, y sin Google a mano, cualquiera se pierde. Por eso todos seguiremos queriendo esa versión impresa del abuelo que traía un árbol genealógico en la primera página y que nos permitía ubicarnos siempre.  

4. ¿Cuánto falta?: En los libros digitales, la sensación del cuanto falta es vaga. Es sólo un número en la parte superior de la pantalla, pero que si no puedes medirla en páginas reales, parece que no existe. Y ya como cambies el tipo de letra El Principito se va a las 500 páginas y El Señor de los Anillos se queda en 100, eso sí, vete preparando una buena lupa.

5. Tapa blanda, tapa dura: Con la lectura digital, todos los libros son iguales: un fichero en .PDF o .ePUB en tu ordenador, que además es tan volátil como un formateo. Dónde ha quedado el amor clásico por los libros: si el libro te encanta, te lo compras en tapa dura, y si es una opción “para ver qué tal” en edición de bolsillo. así tengo una edición de El Quijote que lleva 3 generaciones en mi familia, y una de Un Trabajo Muy Sucio, que al tercer día de piscina, se le iban cayendo las hojas.    

Mensajes de error en el arte

Si la semana pasada te hablábamos de la artista Victoria Siemer y sus fotos Polaroid escaneadas con mensajes de error de Mac, hoy te hablamos de Natsya Ptichek, que utiliza obras de arte para incluir mensajes de redes sociales o errores de sistema Windows. 

¿Cómo sería La Creación del Hombre de Miguel Ángel si los dedos de Padre e Hijo no se tocasen? Puedes verlo en su blog, no en la Capilla Sixtina. 

Via | Tumblr de Natsya Ptichek 

En PR tenemos nuestra particular forma de cuidar el medio ambiente #FelizDíaDeLaTierra

En PR tenemos nuestra particular forma de cuidar el medio ambiente 

No heredamos LA TIERRA de nuestros padres, la tenemos prestada de nuestros hijos

¡Feliz día Tierra! 

Proverbio nativo americano

Mochilas que recogen el gas de los pedos de las vacas y lo convierten en energía

Es sabido (o quizá no tanto) que las vacas producen un tipo de gas por sus flatulencias que podría dar energía a un coche o a un frigorífico. ¿Por qué desperdiciarlo? Los pedos de las vacas suponen un 25% de las emisiones de gas metano, un combustible alternativo que ingenieros de el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en Argentina han querido aprovechar para evitar los gases de efecto invernadero y convertirlos en sustituto energético, instalando unas mochilas en los bovinos para recogerlos.

Según sus inventores, la energía que se obtendría de las vacas serviría para que, “en aquellos lugares donde no llega la convencional, los productores tengan una alternativa para cocinar, iluminar sus viviendas e, incluso, manejar sus autos” o, lo que ellos llaman un “biodigestor con patas”. 

Via | Fast Company